viernes, 14 de diciembre de 2012

What´s in a name?

Él es víctima de su propio tiempo,
con su hermoso traje y su corbata rosada. 
Si sigue sin poder cambiar, 
será partícipe del nuevo genocidio.

Las personas viene y van, 
a quien uno quiere cuesta encontrar. 
Pero tampoco hay que sentarse a esperar, 
sino tomar fuerzas y salir a buscar.

Siempre sigue dando que hablar
y haciéndonos reír.
Puede que pensemos que está bien 
pero nunca se puede estar del todo bien.

Va danzante por la vida,
siempre baila en las paradas. 
No se va a guardar nada, 
lo que tenga que decir lo va a escupir.

Pero está tratando de hacer de su vida, 
un lugar lindo para estar, 
pero le sale caro y cuando lo logre, 
su vida va a terminar.

martes, 4 de diciembre de 2012

The birds have been freed from their cages

Eran felices hasta que una vez ella dijo que tenla que irse por un tiempo, probablemente iba a regresar, pero no prometía nada... El dijo que no se preocupe por volver y que continúe con su vida, y se dispuso a reafirmar lo dicho asintiendo con la cabeza. Ésta no es una historia triste porque nadie llora...

Pasaron los años y ella nunca volvió, él hizo lo que todos, vendió su corazón a una nueva persona y nunca nadie entendió el porqué de su separación, si nunca nadie habla visto a dos personas amarse tanto como ellos dos. Tal vez nadie soporta tanto amor, pensaba la gente.
Él feliz no volvió a ser, pero sabía que hizo bien en dejarla partir, sabiendo que podría no volver, y asi fue. Se podía notar tristeza en sus ojos, soledad en su rostro. Con respecto a ella, nada más se volvió a saber una vez que se fue. 
Mientras tanto el, fuerte, hizo feliz a más gente. Tuvo hijos y envejeció. Se decía a sí mismo siempre, que valió la pena lo que vivió, y lo que vivió fue porque él eligió. Aunque nunca más volvió a ser feliz, después de a su real amada ver partir. Si bien se sabe que a muchas más personas hizo feliz, se dudó de su felicidad. No se sabe si está feliz o en soledad. No se sabe que valores pudo rescatar una vez después de solo quedar. Si bien nunca solo quedó, siempre solito se sintió, mientras en libertad estaba su verdadero amor...

martes, 13 de noviembre de 2012

ILLEGALITY

No acostumbro a tomar atajos,
pero ésta vez tengo que ahorrar.
Mamá ya no tiene trabajo,
y a mi hermana todo le da igual.

Quiero robarme tu inocencia,
para mí, mi vida no tiene sentido.
Mientras andas careteando tu dinero,
ropa importada y tus caros abrigos.

Trabajé bastante duro,
y en mi vida jamás me quejé.
Trabajé de lunes a lunes,
pero eso terminó ayer.

Llegar temprano al trabajo,
para después no tener problemas.
Escuchar como te tiran mierda,
no poder guardar secretos.

Estuve meditando hace mucho tiempo,
y lo medito cuando te veo pasar.
No tengo lo que quiero pero esta vez,
lo quiero todo. Y de vos, no tengo nada.



martes, 30 de octubre de 2012

Angel


Te amo vieja. Sos mi ángel. 

The call

Esperar me cuesta demasiado, no sé si pararme o sentarme,
pero tengo que tener paciencia, sobre todo por los que llegan tarde.
Espero por vos, ¿Vos esperas por mi?.
No sé porqué tengo ganas de llorar,
también ganas de dormir y nunca más despertar.
Puedo escuchar tu voz. La puedo escuchar.

¿Tenés algo para decir?

Esperar es una pérdida de tiempo, tengo ganas de gritar.
No puedo controlar el tiempo. El tiempo me controla.
Espero por vos, pero vos no esperás por mi.
No sé porqué tengo ganas de llorar,
también ganas de dormir y nunca más despertar.
Puedo escuchar tu voz. La puedo escuchar.

Nadie dijo que la vida sería fácil, no.
Nadie me advirtió de lo difícil que sería cuando estés lejos.

Crying and laughing

Me enteré que tienes una fábrica de bombas, capaces de detonar el mundo.
Y ahora me pregunto, ¿Qué estás esperando? Si podés, matanos a todos.
Me enteré que trabajas de lunes a lunes,
pero al mismo tiempo no tienes que trabajar.
Me enteré que cualquier cosa puede ser una reacción, 
alterada, desarmada, pero en paz.

Tu pasatiempo consiste en ser extraño,
sufrir siendo un ser raro, pero vives en paz
llorando y riendo, siempre, saliendo a la mañana sin volver a la noche.

Llorando y riendo, siempre, saliendo a la mañana sin volver a la noche...

viernes, 26 de octubre de 2012

Dirty love

Per Yago...


Saber que era lunes, que empezaba la rutina semanal de mierda, que tenía que ver a mis odiosos compañeros de curso, que tenía que comer apurada para llegar temprano, entre otras cosas, deprimía. Daba ganas de tirarse debajo de un tren, o de afilar cuchillos con las venas. Sí, todo eso porque era lunes nuevamente. 
Me levanté, algo más rara de lo normal, de mal humor, con el pie izquierdo, se podría decir. Fui al baño tambaleándome y arrastrándome cual zombie. Y si, eso era. Me miré en el espejo y tenía las pupilas dilatadas y unas ojeras que terminaban prácticamente en la pera, sin exagerar. Hice mis necesidades, me bañé, y salí en busca de un buen desayuno, merodeando por mi casa como si fuera un lugar en el cual nunca estuve. Estudié durante toda la mañana. Dediqué dos horas a química y media hora a filosofía. Después de eso ya tenía que cocinar, almorzar, prepararme, e irme a la escuela para así, en ese lunes tan fantástico, rendir las dichas materias, aprobarlas si la Pacha Mama me lo permitía, y sino, como tal perdedora volver a mi casa sabiendo que las posibilidades de que me lleve las materias, aumentaban. ¡Amo los lunes!.
Química era una materia en la cual no me iba mal, pero no era llevadera. Me dormía en las clases, me dormía estudiando, me duermo deletreando la palabra "química", como verán, no es lo mío. Por otra parte, Filosofía era una materia que me resultaba muy interesante, no sé porqué. Tal vez por su contenido, por ser una materia llevadera, por el profesor... Sí, por el profesor. Aunque, vale aclarar que era una materia llevadera e interesante (por el profesor).
El profesor de filosofía, Yago, lo presento, se ubica en mi Top 5 de amores platónicos... Es uno de mis amores platónicos. Es uno de los hombres más bellos, después de Adam Levine, (y otro de mis amores platónicos), que conocí. En fin. Por él, las "rochas" se dejarían de pelear. Las ateas comenzarían a creer. Y las que suelen pasar desapercibidas, harían cualquier cosa para obtener su mirada, aunque sea, durante un segundo. Todo eso por Yago.
Resulta que Yago tenía una novia. Podemos decir que alguien ya era dueña de su corazón, pero para mí, y para las demás mujeres que seguramente se mojaban por él, no era un problema. Al ver a Yago una no estaba enamorada, una podía ver que su cara representaba diversión fogosa de una noche, o de dos, o de todas las noches que el quiera. O de días. El sexy profesor lograba que, al pasar por el patio, todas las miradas femeninas (e incluso algunas masculinas, puede ser) caigan en él. Mi amor. Yago. Leonidas.
Tuvimos química en el primer módulo. Rendí, y el examen fue bastante fácil, era prácticamente imposible que salga mal. Aunque fueron probablemente los ochenta minutos más aburridos y largos de mi vida. Después del recreo, que duró menos que un suspiro, entramos a clases. Filosofía.
Yago entró como siempre, cual "ganador" y sin sentarse se dispuso a repartir las evaluaciones. Me sentaba última. Hizo su recorrido por toda la fila entregando las hojas hasta llegar a mi banco; yo me encontraba sola porque mi compañero había faltado, el profe me dio la hoja y me guiñó el ojo. Quedé atónita con la mente en blanco y oliendo su riquísimo perfume, luego de segundos me di cuenta que como una boba seguía mirando su espalda, con un movimiento brusco bajé mi cabeza para poder leer, pero sentía un calor, y sabía que estaba muy ruborizada. Ojalá nadie me haya visto, o al menos no me haya visto Yago. Me puse a pensar y tal vez, el hombre me odiaba, y como sabía que era tan hermoso, a propósito me guiñó el ojo para que, como una pelotuda, no pueda hacer la evaluación, llevarme la materia y sentir que me cogió un mamut. Estaba boba y con la boca abierta, me costaba parpadear y mucho más me costaba recordar qué tenía que escribir para contestar el cuestionario. Pensé por un momento "Qué Yago de mierda", pero no, no podía enojarme con él ni aunque fuera Hitler, Kony, o un asesino que haya masacrado a mi familia. No podía... era Yago. Me dispuse cual perdedora novata enamoradiza con ganas de acción sexual a poder terminar la evaluación, pero ni siquiera la había empezado. Me costó bastante, y la hice a medias. Se la entregué y con una sonrisa me la aceptó. Qué Yago de mierda.
Se hicieron las 15:50 y tocó el timbre del segundo suspiro que teníamos en esa tarde de lunes, todos se levantaron rápido para salir, pero yo, un poco más pajera, me levanté de mi silla bastante despacio, sin apuro, tan despacio que trascurrieron los segundos y en el aula no quedó nadie más que Yago y yo. Levanté mi cabeza y noté que me estaba mirando, no me gustaría saber cuál fue mi expresión al notar que él y yo estábamos solos en el salón. 
- ¿Qué tal el examen? ¿Cómo creés que te fue? - Su voz era más dulce que el dulce de leche. 
- Bien... Sí. Qué se yo. jeh... - Me apresuré a encontrar lo que estaba buscando, pero ni siquiera sabía qué estaba buscando. Agaché mi cabeza y al mover el codo tiré mi carpeta, MÁGICAMENTE los anillos truchos que había comprado se abrieron y se salieron todas las hojas. Ya me había perdido la mitad del recreo, y aunque todo ese tiempo estuve sola en el salón con uno de los hombres más hermosos, la pasé mal. Agobiada me agaché a juntar todas las hojas y él, desesperadamente se levantó y se dirigió a mi para ayudarme, se agachó y comenzó a juntar. 
- Gracias profe, no hace falta... - Tuve que decirle, porque no sabía qué carajos decir. Me miró fijamente por unos segundos. 
- Tenés ojeras, ¿Dormís bien, vos? - Ajá. Se estaba preocupando por mí, pero eso todavía no era señal de que íbamos a follar, lamentablemente. 
- Y, más o menos. La verdad no. Pero no importa. -
- Sí que importa. - Y me sonrió. 
Pude sentir que nuevamente me había ruborizado y sabía que tenía que salir del curso lo antes posible para no seguir pasando vergüenza con mi profe. MI. Entonces, una vez que juntamos todas las hojas, me dispuse a salir del curso para poder respirar aire fresco al menos un segundo, el recreo ya se estaba por acabar. Pero también creía que yo estaba por acabar, era mucho lo que sentía. Qué locura. Yago se dirigió hacia su banco, tomó su portafolios y se despidió con un "cuidate y dormí". Vi su hermosa espalda mientras se iba, no me contuve y miré su cola. Salí, mientras lo seguía mirando me senté con las chicas y comencé a reírme sola. Supe que ese lunes no fue tan malo. Yago me pudo de tal manera que anhelaba que sea martes para poder tener filosofía nuevamente. Ya que era una materia llevadera e interesante... 


No pude dormir bien la noche del martes, porque encima de insomne estaba ansiosa por verlo de nuevo (hablo de Yago) y saber qué podía llegar a pasar ese día. Quería que el tiempo vuele y que suene mi despertador para poder levantarme, hacer mis cosas lo más rápido posible e irme para la escuela. Los martes tenemos filosofía en el primer módulo, o sea, ni bien son las 13:00, ni bien entramos... Si mal no recuerdo, esa noche dormí menos de 3 horas, el tamaño de mis ojeras aumentó y me asusté al mirarme en el espejo esa mañana. 
Estuve loca hasta el momento del almuerzo, comí mucho y muy rápido, lo hice sin pensar. Sólo quería marcharme a la escuela porque sabía que el profesor siempre llegaba temprano, y en una de esas, podría encontrármelo. Ojalá... pensaba.
Llegué a la escuela más o menos a las 12:45, fui para mi curso a dejar mis cosas, estaba transpirada, ojerosa y con un poco de mal humor. Caminé por más de 20 minutos por el sol, en el camino, y como el aula estaba fresca y agradable, me quedé allí, saqué un libro que había comenzado a leer y me senté en soledad a esperar que ocurra algo interesante. Noté que algunos de mis compañeros ya habían llegado porque sus mochilas se encontraban sobre sus sillas y mesas, pero no logré ver a ninguno, por suerte, porque tampoco quería. Sólo quería ver a alguien en especial. Comencé mi lectura pero no sabía con exactitud qué estaba leyendo. Leía en blanco, porque puedo leer y pensar a la vez, pero no puedo pensar sobre dos cosas a la vez. Pensaba qué, cómo puede que sea tan desconsiderada como para gustar de un profesor ¡UN PROFESOR!, dejar que me guiñe el ojo, que me sonría, que me diga que me cuide y que tengo que dormir, sabiendo que tiene una novia. Si bien muchas mujeres y chicas de mi edad estaba locas por Yago, yo no tenía que estarlo porque no estaba bien, pero no podía no hacerlo. Lo hacía en silencio. 
Miré el reloj de mi celular: 12:52, luego, cerré mi libro para poder escuchar un poco de música antes de que toque timbre, y en ese momento entró Yago, lucía espléndidamente hermoso. No recuerdo haberlo visto más hermoso que ese día. No me había visto, traía sus auriculares, por lo tanto tampoco habrá escuchado mi respiración o algo, no me sintió ahí. Se sentó y se sacó los auriculares. Sin querer hice un movimiento con mi silla lo cual provocó uno de esos ruidos agudos y ásperos que te estremecen y dan escalofríos; él escuchó y levantó la mirada.
- Buenas tardes, no te ví ¿Todo bien? -
- Hola, si, todo bien. Leía un poco... -
- Ah, mirá vos... ¿Qué leés? Mostrame... - Y se dirigió hacia mí. Cruzamos miradas. Se sentó de costado en el banco de adelante para poder verme, continué mirándolo y él a mí. Bajé la mirada para recoger el libro que se encontraba en mi regazo y leí el título en voz alta, pude sentir la penetración de su mirada, sus ojos que no parpadeaban, y comencé a relatar un poco de qué se trataba la historia sin mirarlo, no quería sentirme incómoda ni incomodarlo a él. Luego, volví a mirarlo y en su rostro se había formado una sonrisa. Acabé, literalmente. Comenzó a explicarme algunas cosas sobre literatura y unos libros que él había leído pero no recuerdo nada más de lo que dijo, de hecho no estoy segura si de libros me estaba hablando, lo escuchaba sin escucharlo, terminó su relato con una palabra que al decirla con intensidad y énfasis salió de su boca un viento que hizo que se moviera mi flequillo. Le sonreí y me sonrió. Me sentía importante porque EL profesor de profesores, mi amor platónico, uno de los hombres más hermosos de la galaxia me estaba mirando de una manera provocativa, como diciéndome "Salgamos de la escuela y vayamos al baño de una estación de servicio a hacer cosas sucias" o eso me gustaba pensar. 
Se hicieron las 13:02 y tocó el timbre de entrada, todos entraron y Yago se posicionó en su banco para desde allí dar la clase. No dejó de mirarme durante toda la hora, ni yo dejé de mirarlo a él. Estaba tan fuerte.
No logré que pase lo mismo nuevamente y cuando tocó el timbre de recreo traté de salir rápido para no quedar sola con Yago, y pasar vergüenza, soy pésima al dar temas para charlar. El marte fue aún mejor que el lunes. Estaba excitadísima. Filosofía ¡Qué genial materia!

A las 18:00 de ese mismo martes, ya estábamos todos formados mirando hacia el escenario mientras dos individuos con mala suerte arriaban la bandera, una vez que terminaron, uno de los preceptores por el micrófono dijo que el profesor Yago tenía algo que decir a los alumnos. Yago comenzó diciendo que éramos maravillosos y algunas otras mentiras que seguro improvisó. Continuó diciendo que no iba a trabajar más en la institución. Pude ver que los ojos de muchos y muchas se llenaron de lágrimas. Los corazones de muchos y muchas se rompieron como el de Ralph, cuando Lisa le dijo que sólo le dio la tarjeta de la "Maquinita choo choo" por lástima, y yo también sufrí por dentro.
Me di cuenta que tal vez presentía que algo con él iba a pasar, nunca me imaginé que él se iba a ir y probablemente no iba a verlo más, por eso tal vez intenté acercarme un poco inconscientemente. No estaba enamorada de Yago. Estaba loca por él. Y desde el miércoles siguiente que saludó a los alumnos personalmente no volví a verlo. No dejé que me saludé, traté de esconderme. No iba a permitir que me de dos besos en la mejilla como daba a mis compañeras. Me autoconsolé pensando que lo que había pasado ese lunes y martes entre él y yo, por más insignificante que sea, fue mejor que lo que haya pasado con otra alumna. Me gusta pensar eso. Tal vez tuvo sexo con muchas, y no conmigo, y sólo hablamos de lectura porque se asustó de mis ojeras, pero qué bien hubiese estado un encuentro fogoso... También pensé, que tal vez no tenía intenciones de provocarme y solo era mi imaginación volando, supe que eso estuvo mal. Qué Yago de mierda.
No lo vi hasta esta tarde, casi 2 años después desde que dejó de trabajar en la escuela a la que iba. Subí al colectivo y lo vi. Estaba bastante igual, sólo con un corte de cabello diferente y un poco más bronceado. Me derretí por dentro nuevamente. Me miró. Pero no me saludó. No se acordó de mí. Ni me registró. Sentí que eso por un lado, estuvo bien. Sigue siendo parte de mi Top 5 de amores platónicos, sigue siendo uno de los hombres más hermosos que vi, sigue volviéndome loca, lo noté. Nunca me voy a olvidar de Yago, ni tampoco me voy a olvidar de lo feo que fue rendir filosofía en diciembre dos años atrás con el profesor suplente.

lunes, 8 de octubre de 2012

Fluorescent Adolescent




Where did you go?

Who the fuck are you?

Todos tenemos alguien por quien gritar,
todos tenemos alguien a quien adorar.
Que puede mostrarte lo que te cuesta ver,
y hacerte decir lo que no podes decir.


Escucho una voz en mi cabeza,
me dice que soy feroz como un tigre.
Me di cuenta que todo es una mentira,
es un pensamiento suicida.


Todo el mundo, tenga el corazón en la mano.
Estén atentos a cualquier movimiento.
Olvídense de lo anterior y cierren los ojos:
¿Pueden sentir el vacío que provoca saber que empezamos a morir en el momento que estamos naciendo?


Muchos sentimientos juntos te hace mal,
y que nadie te ofrezca el hombro,
para poder llorar tranquilo
¿Y los buenos, a dónde fueron?


Planear no ser un pelotudo por siempre,
tratar de vivir riendo, no llorar.
Y luego te vienen a preguntar
¿Quién mierda sos? ¿Qué estás haciendo?


Todo el mundo, tenga el corazón en la mano.
Estén atentos a cualquier movimiento.
Olvídense de lo anterior y cierren los ojos:
¿Pueden sentir el vacío que provoca saber que empezamos a morir en el momento que estamos naciendo?


Y a veces no se siente nada.
¿Cómo puede ser que no sienta nada?


Y toda la mierda que dije recién, 

línea por línea, una mierda fue.
No estoy mal,
solo creo que tengo que reordenarme...


No soy yo, son ellos los equivocados.
Que están cansados de vivir atrapados,
que están cansados de vivir apresados.
No soy yo, son ellos los equivocados.
Que están cansados de vivir atrapados,
que están cansados de vivir apresados.
Empezando de nuevo...


No soy yo, son ellos los equivocados.
Que están cansados de vivir atrapados,
que están cansados de vivir apresados.
No soy yo, son ellos los equivocados.
Que están cansados de vivir atrapados,
que están cansados de vivir apresados.


jueves, 4 de octubre de 2012

Simultaneously

Poniendo tu paciencia a prueba. Poniendo tu cuerpo donde debe estar.
Tocándote hasta hacerte estremecer. Esperando el efecto de las drogas.
Estás usando un traje de tu propia piel, puedo olerlo y saber de quien es.

Ya te empiezas a estremecer, y sé lo que sientes.

Que es de día y de noche.
Que el tiempo pasa y es lento.
Que estás libre y en prisión, todo al mismo tiempo.
Corriendo en Tierra.
Durmiendo en el cielo.
Llorando y riendo.
Viviendo y muriendo.

¿Estás tan seguro que lo que sientes no es amor?
¿No te permites amar en silencio?
No quiero hacerte sufrir cuando todo el mundo está feliz.
Ya te empiezas a alejar, y sé lo que sientes.

Que la vida es una mierda.
Que hiere la verdad.
Que no importa lo que digas, lo contrario se hará.
Que esperabas una sorpresa, y solo te dieron maldad.
Que ahora matas buscando un lugar para escapar.


martes, 2 de octubre de 2012

Machu Picchu



The Strokes

World´s code


Me columpiaba y podía tocarlo, se encontraba en la gloria, bien alto, pero yo necesitaba estar ahí con él, me era difícil porque cuando apenas podía tocarlo, y ni siquiera tocarlo, tan solo tenerlo cerca, ya tenía que bajar nuevamente, pero después con un nuevo impulso de mis pies hacia adelante en el momento que estarían tocando el suelo, volvía a subir hasta el techo, bien alto, la cima, y podía apreciar cada parte de él, de mi, nuevamente. Era hermoso. No recordaba haber hecho una cosa así en el transcurso de mi vida, y eso que estaba pequeña en el momento del columpio, apenas me podía sentar en el, y mis pies no llegaban al suelo. Usaba esos vestiditos de niñas, recuerdo que era rosado, y unas zapatillas muy cómodas blancas. Medias coloridas a rayas, una roja, una blanca, una rosa. Una roja, una blanca, y una rosa nuevamente. Llegaban hasta mi rodilla. Mi piel blanca, como sigue siendo ahora, aunque un poco más blanca porque con mi padre nunca me había ido de vacaciones de verano y no tuve la posibilidad de broncearme, mis ojos marrones y saltones, mis pequeñas orejas, nariz y boca. Y mi pelo largo y suelto. Ahora ya está un poco teñido y deteriorado, y muchos centímetros más corto. Anhelo tener nuevamente el cabello que tenia a esa edad, era verdaderamente hermoso. No recuerdo muy bien cuantos años tenía en ese entonces, habré tenido unos 6, 7 años, tal vez 8, quien sabe... Esta noche volví a soñar nuevamente con eso. Conmigo en el columpio de ébano tratando de llegar hasta mi primer obra de arte la cual mi italiano padre, a quien se la había regalado, nombro "Bellezza". Eran unos garabatos raros, que un día dije que significaban música y vida, lo que erramos mi papá y yo. el música, porque era músico, sabía tocar instrumentos como la guitarra, el violín, el piano, el saxo, la armónica, y utilizaba el medio más barato para hacer música: La voz. Yo, vida. Fui un milagro en su vida. Con mamá me habían deseado durante años después de su boda. Esperaron casi 10 años, hasta que mi madre quedo embarazada, de mí, por supuesto, pero no resistió el parto, y falleció el día que nací. Salí de ella, pero ni siquiera la pude conocer. La vi por foto, claro, pero no es lo mismo. Por lo tanto mi padre tiene la imagen de mi madre y el milagro de mi vida, en mí, en mis ojos, supongo, aunque ahora tengo 20 años y no lo veo con tanta frecuencia. Pero esta con Maggie, su novia, quien es totalmente tolerante y buena con él, conmigo y con todo el mundo, definitivamente Maggie fue la madre que nunca tuve. No es mi madre. Pero hizo muy bien su trabajo en mi vida. Una de las mujeres que más amo. No pude seguir durmiendo, supe que tenía que plasmar en algún lado mi sueño. El mismo que vengo soñando 4 noches consecutivas. ¿Será una señal? Ojala que sea una fácil de descifrar o distinguir, porque soy un poco lenta y me cuesta entender las cosas. Mucho más las cosas importantes, pero si sigo soñando esto mas noches, o siestas, supongo que se lo tendré que contar a alguien.

martes, 18 de septiembre de 2012

Estrellas borrachas

Maite no paraba de temblar y procuraba dejar de llorar, pero verdaderamente le costaba y me daba cuenta de su esfuerzo. Rocío puso su pierna derecha en la espalda de Maite para que ésta dejara de temblar un poco. Yo las miraba desde el otro lado de la habitación, fijamente pero con la mente en blanco, tenía también mi celular en la mano; estaba esperando noticias para saber qué hacer las próximas horas, minutos o tan solo segundos. Vibró mi celular. Realmente no fue muy interesante la conversación que tenía con Agustín porque no podía darme información de lo que podía llegar a suceder, ya sea bueno o malo, divertido o triste, así que me resigné y respondí cortante a todo. Pero a la vez, con unas palabras suyas por mensaje de texto, me di cuenta que una persona cercana a mí, le estaba brindando información a él, sobre lo que estaba ocurriendo en el lugar donde dormiría esa noche: La casa de Jaqueline.
Clara entraba y salía prácticamente dando portazos, y las que estábamos en la habitación nos mirábamos sorprendidas y con cara de interrogación porque no logramos saber qué le pasaba. Pasaron los minutos, y estuvimos todas las personas que se encontraban en la casa, en la misma habitación. Antonella entró llorando sin razón alguna, y nosotras no parábamos de reír. Mientras que Laura daba saltitos y cantaba cosas estúpidas, también nos causaba gracia. Jaqueline mostró su estado a lo crudo balanceándose de un lugar a otro sin poder sostenerse. Clara se comportaba de una manera extraña, pero estaba en buen estado aún, así que por ella no nos preocupamos.
Como teníamos planeado, desde ya casi una semana atrás, tomar una pequeña botella de tequila escondidas, y no podíamos no hacer lo que ya planeamos, así que nos acomodamos y con la ayuda de todas comenzamos a beber.
Maite ya no temblaba, porque estaba un poco exaltada al tomar ya su trago de tequila. Pero la primera en tomar el trago fue Laura, y tomó más de 3, aunque no recuerdo muy bien cuantos fueron y con qué frecuencia tomaba. La segunda fue Antonella, que con solo un trago se puso peor de lo que estaba, llorando y diciendo tonterías mayores a las anteriores. Luego, Clara tomó sus 2 tragos de seguidos, y en esa noche fue la que más tomó, creo que estamos hablando de hasta 7 tragos, o más. Y mi turno. Un solo trago de tequila que me hizo vomitar dos días seguidos, nunca había tomado tanto alcohol en una noche, y eso que solo fue un trago, pero al terminar de tragar la bebida que prácticamente era alcohol etílico, sentí como empezaron a hervir mis órganos, tomé de seguido un poco de agua y me empecé a calmar, pero la cosa se estaba tornando loca, las chicas que se encontraban borrachas desde un principio eran incontrolables, bailaban, lloraban y se reían, mientras decían cosas que nunca hubiéramos escuchado. Las que estábamos sobrias, que éramos solo 3 (Rocío, Maite y yo) nos reíamos pero a la vez preocupábamos por el estado de nuestras amigas. Pasado algún tiempo llegaron Agustín y Daniel saltando el muro del vecino de Jaqueline para poder estar con nosotras. Llegaron y lo único que hicieron fue comenzar a reír. Tenía los órganos hirviendo y comenzaron a hervir mis venas, la cosa se tornaba peor.
Llevamos a la cama a Jaqueline que no había probado ningún trago de tequila por el hecho de que su estado era el más preocupante. Las 6 cervezas que tomó por la noche se hicieron notar luego de minutos. La siguió Laura con nuestra ayuda, pero ésta estaba tan ebria que nos daba miedo de que hiciera algo. Una vez en la pieza de Jaqueline rompió su mesita de luz y desparramó unas hojas en blanco mientras lloraba, fue una locura que me preocupaba. Salí y Antonella estaba un poco más calmada, pero Clara fue quien me llamó la atención cuando vi que no dejaba de tragar tequila. Esa muchacha era un embudo, con Agustín intentamos calmarla pero no había caso, terminó por echarse en el piso y llorar, hablando de su pasado amoroso lo cual nos dio gracia pero al mismo tiempo vergüenza ajena por lo que estaba diciendo de ella misma. Daniel se reía y no podía creer lo que había vivido ese día, que apenas comenzaba porque en ese momento eran las 5 de la mañana. Rocío y Maite estaban un poco enojadas porque todas las mujeres que estábamos esa noche éramos muy buenas amigas, pero hubo un desencuentro amistoso por relaciones amorosas externas al grupo de amigas. Es imposible entender a las mujeres. Yo soy una, y ni yo me entiendo. Tuvimos prácticamente que echar a Agustín y Daniel para que Clara pudiera dormir tranquila, ya que no quería hacerlo porque estaban ellos, una vez que se fueron, ella apoyó su cabeza en la almohada y durmió hasta las 13:00. Con las otras dos chicas que estaban despiertas y sobrias, limpiamos un poco la casa de nuestra ebria y dormida amiga, con cansancio y recordando lo sucedido minutos antes. Nos acostamos.
Quedé bastante tiempo pensando en lo que pasó esa noche, más o menos una hora o dos, no podía dormir. No conocía esa otra cara de mis amigas, y tenía un poco de miedo. Las que desde un principio fueron estrellas para mi, en ese momento eran estrellas borrachas sin retorno. 

lunes, 20 de agosto de 2012

Tick of time



It´s far too early in the morning, to be trying to call you.
And far too early in the daytime, to be thinking about that...
But I, but I, but I, but I, but I am.

What did I do in the past life? Oh to deserve this.
Yeah, the way I make myself.
He´s far too innocent to be a part of such a cruel world,
and it is, and it is, and it is.

So I´ll go, yes I go, so I take that train, and ride.
Hoping I can write her a rhyme, that might stop the tick of time.
Get off this situation and feel fine.
Get off this situation and feel fine.

What did I do to deserve her love? I have to ask myself.
When I am such a bad man but only to her...
Only to her, only, only to her...

And so I´ll go, yes I go, so I take that train, and ride.
And so I´ll go, yes I go, so I take that train, and ride.
Wishing, hoping I can write her a rhyme, that might stop the tick of time.
Get off this situation and feel fine.
Get off this situation and feel fine.


jueves, 9 de agosto de 2012

The Angel and the Jerk

Vas a extrañarme cuando me haya ido.
Vas a extrañarme cuando me haya ido.
¿Puedes darte cuenta que algo está mal?
Vas a extrañarme cuando me haya ido.

En una noche como esta noche,
debajo de mi ventana, "esas peleas".
Voy a estar tan lejos, 
exactamente donde tu estás ahora.

Tendrías que pensar que realmente dio resultado lo tuyo,
porque somos "El ángel y el tonto".
Sabes que amo ser ignorada,
simplemente demos por sentado todo mi trabajo.


Vas a extrañarme cuando me haya ido.
Vas a extrañarme cuando me haya ido.
¿Puedes darte cuenta que algo está mal?
Vas a extrañarme cuando me haya ido.

¡Mírame! ¿Qué ves?
¿Soy el espejo de tus estados de ánimos?
Hoy es el día de irme lejos,
me pondré mis botas y me iré.


Vas a extrañarme cuando me haya ido.
Vas a extrañarme cuando me haya ido.
¡Despiértate idiota! ¡Algo está mal!
Vas a extrañarme cuando me haya ido.

Siempre estuve esperanzada en que serías el único,
quien me iba a conocer ojo a ojo.
Debo ser más brillante que el sol,
o simplemente te volviste demasiado tímido.

¿Soy algo como un poltergeist?
Un duende ocupado a diario.
El Santo rival de Jesucristo.
Deberías alimentarte y vestirte por tu cuenta.


Vas a extrañarme cuando me haya ido.
Vas a extrañarme cuando me haya ido.

Vas a extrañarme cuando me haya ido.
Vas a...



lunes, 6 de agosto de 2012

The Favourite

Te vi correr llorando, Y ESO ESTUVO BIEN.
Si bien no fue mi deseo, SÉ QUE TE LO MERECÍAS.
Por ser siempre el favorito. Por ser siempre el favorito.
Estaría bien que te mates con un tiro en la sien, QUIERO OÍRTE GRITAR.
Suplicándome por tu vida, TAN SOLO VIÉNDOME REÍR.
Por ser siempre el favorito. Por ser siempre el favorito. Ya no soporto más.
Ya no soporto más. Ya no soporto más, tu existencia me molesta, ya no soporto más.
Me volví una asesina en serie, PERO CONSTE QUE MI ALMA ESTÁ LIMPIA.
Podría contarte un poco mi historia, PODRÍA DARTE SEXO GRATIS.
Por ser siempre el favorito. Por ser siempre el favorito. Ya no soporto más.
Ya no soporto más. Ya no soporto más, tu existencia me molesta, ya no soporto más.

No sé como llegué hasta aquí, confieso que tengo miedo, siempre tuve miedo a vivir.

Pero quiero verte muerto, MI PENSAMIENTO NO CAMBIÓ.
Quisiera ya no ser una asesina, TE MATO Y DEJO MI CARGO.
Por ser siempre el favorito. Por ser siempre el favorito. YA NO SOPORTO MÁS.

sábado, 4 de agosto de 2012

Cruel


Bodies, can't you see what everybody wants from you?


Forgive the kids, for they don't know how to live.
Run the alleys... casually.... Cruel.


Bodies, can't you see what everybody wants from you? For you could want that, too.


They could take or leave you,
so they took you, and they left you.
How could they be casually cruel?
Cruel, cruel.
Cruel, cruel.


Bodies, can't you see what everybody wants from you?
If you could want that, too, then you'll be happy.
You were the one waving flares in the air so they could see you.
And they were as laughter, blowing past ya, blowing fastly so they can see ya...


Cruel, cruel.
Cruel, cruel.

viernes, 27 de julio de 2012

I got freedom and my youth


El precio de mi libertad en este momento lo pago con golpes. Golpes que podría cambiarlos por encierro hasta colapsar por la locura con la que, en algún momento de mi corta vida me veré. Si bien vivir en dirección al mayor éxtasis de locura que podría existir, fuera malo, no cambiaría lo que pago por mi libertad. Y tal vez esa locura significaría la pérdida de mis locuras recientes de menor grado, ideas, caminos recorridos y con ganas de recorrer, cualquier señal de vida o felicidad. No cambiaría mi libertad por muerte, y se podría decir que SÍ moriría estando en libertad. Decisiones mentales que verdaderamente cuestan tomar. Decisiones de vida, decisiones de muerte y libertad. Porque se puede vivir sin libertad, lo que llevaría a una muerte interior profunda, terminando su insignificante vida por una muerte total del cuerpo físico, mental y espiritual de las personas. Pero se puede morir en libertad, viviendo tranquilamente como uno quiere, o al menos como uno puede. Uno no sentiría esa muerte profunda, si bien una muerte física, mental y espiritual terminaría con su vida, esta no fue insignificante. Uno puede pensar que no está pagando para respirar, pero tampoco está siendo pagado. También se puede llegar a otro punto de la locura en su totalidad que trata sobre volverse infinitamente poderoso, que es el mayor miedo de las personas. El poder que uno puede tener, la reacción de los demás, el dominio del mismo, y la debilidad detrás de ese poder. Creo yo que una persona nunca termina de enterarse qué es lo que quiere para completar su felicidad o vida, pero hay que ir descubriendo eso y jamás dejar de descubrir, investigar. Jamás darse por vencido en cualquier tipo de situación. Nunca bajar los brazos, siempre buscar esa vida, ese pedacito de cielo que completaría nuestra mera felicidad, para después sentir en nuestras manos, y poder tocar la libertad que tanto anhelamos. Poder dejar la suerte al cielo, y poder vivir sin errores y con música, esa, la música, la fiel amiga. El recordatorio de Dios que hay algo más en el universo además de nosotros. Y una vez que podamos tener dicha libertad en las manos, y poder tocarla, sentir como es de materia, como su masa tiene volumen y peso, sentir su forma, pero a la vez no sentir nada de eso, no asesinarla. No asesinar a la libertad. Sino que cuidarla, porque aunque nosotros podemos llegar a morir en algún momento, esta libertad que fue de nuestra pertenencia nunca morirá. Saber que somos lo mejor del mundo desde siempre, darnos cuentas de lo que significamos para nosotros mismos siendo un poco egoístas. Decirnos: "Sos lo mejor del mundo". Dar todo por los demás, y a la vez dar todo por nosotros. Pero mientras podamos, salvemos a todos, salvemos a nosotros mismos porque tenemos nuestra libertad. Esa libertad que, aunque la pague con golpes, no la cambiaría. Yo tengo mi libertad. 

jueves, 26 de julio de 2012

My damn bladder


20 años cumplía mi hermano, y yo, como tal antisocial de mierda que soy, no me quedé en la fiesta por la noche, solo en la cena con los familiares. Una vez que estos se fueron, comenzaron a llegar otros, pero eran jóvenes, con una que otra botella de alcohol en la mano. Los podía ver desde mi ventana. 
Pasadas ya las 2 de la madrugada y yo sin poder dormir, me dieron ganas de ir al baño. Yo y mi vejiga. Caminé lentamente hasta el baño, para que ninguno de los jóvenes (y guapos) compañeros de mi hermano que pudieran conocerme, me vean, o saluden, o algo. Llegué al baño, hice mis necesidades, apagué la luz y cerré la puerta. Saliendo ya del baño, mi suerte cambió.

- Je, hola Casta. Perdón, ¿Te lastimé? - (Me había pisado el dedo chiquito del pie y estaba descalza, me lastimó bastante).
- Nah, no pasa nada. Hola Jules, mmhm, ¿Cómo andás? -
- Bien, buscaba el baño, estás linda... - 

¿¡¿Me estaba tomando el pelo?!? Estaba despeinada y con pijamas, ¿¡¿Cómo puedo estar linda así?!?... No contesté, me fui caminando hasta mi pieza, y me encerré, me tapé toda la cabeza y me puse los auriculares para no escuchar nada. Esa noche no quería escuchar nada, no quería sentir nada. Si no quedaba opción y si o si tendría que encontrarme a alguien fuera de mi habitación en la noche del cumpleaños de mi hermano, hubiera elegido a cualquier persona menos a Julián. Siempre me dio vergüenza estar cerca de él. Tal vez porque cuando éramos chicos y nos juntábamos a veces con mi hermano no me trataba como una chica se merece, creo yo, aunque la verdad no sé porqué no quería verlo. Era algo que me hacía mal, y quedé más estúpida de lo que ya soy al no contestar nada y volver a mi pieza, pero no pude remediarlo y así va a quedar la situación sin concluir o cambiar.
Pasaron los minutos e intenté quitarme los auriculares para escuchar si ya no había música afuera, pero me aturdí más al escuchar que la música estaba más fuerte aún, qué bazofia.
Golpearon la puerta. No sabía si abrir, no sabía quién era, opté por acostarme y hacerme la dormida, pero esta persona seguía golpeando, y no paraba de golpear.

- Casti, abrime dale. Estás despierta, te vi por la cerradura. (Ni privacidad tenía, me estaban espiando, ¿Por qué lo hacían? Ni siquiera estaba molestando, ni siquiera se sentía mi presencia)
- ¿Quién es?... - Pregunté.
- Dale, no te hagas Cast. Soy Jules, abrime, te traje un pedazo de pizza, no sé si cenaste -.
Bueno, no había dejado de pensar en Julián desde momentos antes que me lo había encontrado en el baño, y el muy prostiputo apareció.
- Ya comí Jules, gracias...-
- Casta, ¿No me vas a abrir?... - Me acerqué a la puerta para poder abrirla y logré escuchar su respiración. - Quiero que sepas que vine por vos, por nada más, que descanses Cast -.

Fui más pelotuda que la vez anterior, pero me decía a mí misma que verdaderamente no quería sentir nada esa noche. Me asomé a la ventana y vi a Julián que estaba sentado, solo, mientras los demás bailaban. "Pobre mi Juli" me dije. ¿Mi? ¿¡¿MI?!? No pude haber dicho eso, estaba totalmente loca, la verdad. Él me ponía así. Lo odié, odié a Julián. Pero, es que, me trajo pizza, me dijo que estaba linda, vino por mí. Muchas cosas pasaban por mi cabeza, tenía que estar ahí con él, al menos decirle gracias por la pizza y disculparme por el incidente en la puerta del baño. Me puse zapatillas, una campera y en shorts de Bob esponja y sin corpiño salí de mi pieza. Fui lentamente por las escaleras bajando, hasta llegar al comedor. El comedor estaba lleno de pibes y minas chapando, me fui por la puerta de atrás, ya que ambas puertas (la del comedor y la de atrás) me dirigen al patio dónde estaba la bailanta. Había luces de colores que solo apuntaban a las personas que estaban bailando, entonces, fui por otro lado tomando la dirección que me llevaría a donde Jules estaba sentado. Cuando pude tomar esa dirección, ví a Julián abrazado por una chica, la cual no conocía, bastante alta, rubia. Volví a hablar conmigo misma (forever alone) diciéndome "rapidito cambia el gaucho eh!, qué idiota". Me puse mal de un momento para otro, ni tendría que haber salido de la pieza.

Volteé, para como tal perdedora volver a mi pieza a taparme la cabeza con las sábanas y ponerme los auriculares a todo volumen, y me choqué con Manu, que muy candente bailaba. Manu fue mi vecino desde que llegamos al barrio más o menos cuando yo tenía 2 años y mi hermano 7, pero siempre fue más amigo de mi hermano, aunque hubo épocas en las que jugó conmigo, en fin, Manu y Jules, que eran compañeros de clase junto con mi hermano, no se querían, siempre fueron enemigos, muchas diferencias tenían y casi siempre se peleaban por mi hermano, por quién era más amigo de él.

- Jajaja, siempre me gustaron esos shorts, ¿Casta, qué haces arriba? ¿Por qué no te divertís un rato? Veni, bailá conmigo dale... - Y me agarró de la mano llevándome a donde todos bailaban prácticamente obligándome a bailar, pero de un movimiento brusco solté mi mano y le dije "¡NO!". - Así te vas a quedar sola Casta, nunca me dejas que baile con vos, o que te invite un helado, o un café... -

Me puse peor aún. Julián y Manu, que odio que me dieron, fui corriendo hacia mi pieza, pero mientras subía las escaleras, recordé la manera en la que se encontraba Julián cuando lo vi en el patio de mi casa, y recordé también que Manu, quería bailar conmigo, Jules vino a verme, Manu y Jules se llevaban mal, quería hacer sentir mal a Julián, que mala soy pero, me hizo sentir mal él, quería vengarme de alguna forma, si Julián me veía bailar con Manu, se pondría mal, puede que eso conllevaría a una pelea, pero Julián me sacó de mis casillas esa noche. En fin, si, todo eso pensé mientras subía las escaleras.
Bajé, rápido, y Manu seguía en la misma posición bailando en la ronda de amigos, me alejo más para poder tener una visión de Julián, y veo que seguía abrazado a alguien. Agarré de la mano a Manu y le dije al oído: "Perdón... bailemos". Me tomó más fuerte de la mano y me separó del grupo:

- ¿Estás segura Casta? Mirá que si no queres no. Todo bien... - Qué considerado Manuel...
- Si Manu, bailemos -

Me llevó a otro sector, un espacio donde no había tantas personas bailando y de ahí podía ver bien a Julián, por lo tanto él a mí. Dejé de preocuparme por Jules y miré a Manu, él me estaba sonriendo, y bailaba conmigo tomados de las manos. Qué raro, no tenía vergüenza, bueno, Jules se ve que tampoco tenía vergüenza de mi, pero, no sé, notaba algo raro en los ojos celestes de Manu, me miraba con ternura, además bailaba muy bien, cada vez me agarraba más fuerte las manos y me acercaba más a él. Juro que por más de 10 minutos habría dejado de mirar a Jules y divertirme con Manu (y eso que había dicho que Julián cambiaba rápido). De repente, en un descuido, Manu me estampó un beso, duró casi un minuto, me agarraba las mejillas y las acariciaba yo no hacía nada, estaba parada quieta. Qué boba. No me podía mover, pero tampoco quería hacerlo, no quería abrir los ojos. Que beso más cálido, más bonito. Lo suspiré.
Cuando pude apartarme de su cara, de su hermosa cara, quise voltear para ver si Jules había visto la escena del beso, o si al menos seguía en ese mismo lugar abrazado por esa desconocida. Sé que explotó mi corazón y cerebro cuando, vi que esa chica seguía abrazándolo pero el abrazado, no era Juli, sino que otra persona, que estaba vestido similar a él. 
Dios mío, no lo podía creer, ¿Dónde estaba Jules? Quedé con la boca abierta, Manu me preguntó qué me pasaba pero yo con la boca abierta y con aspecto atónito no contesté, y caminando hacia atrás me fui hacia adentro, pero, nuevamente por la puerta de atrás. 
Caminando, sin saber qué pensar aún tuve que cruzar por el pasillo que conduce a las escaleras y al comedor, y ahí, estaba Jules, sentado en el piso mirando hacia abajo. Me siento junto a él...

- Jul... - Y me interrumpió.
- Casta, el otro día te escuché tocar la guitarra mientras yo estaba en la pieza de tu hermano, tocás bien... -
- Me falta mucha práctica, gracias Jules -
- ¿Sabes? Yo siempre lo que quise es eso, poder hacer algo con mi vida que tenga que ver con la música, pero lamentablemente tengo que estudiar derecho como mi viejo quiere, solo para complacerlo, pero, me gustaría que si a vos verdaderamente te gusta la música y queres dedicarte a ella, que lo hagas, y no como yo...-
- La música es mi vida, Jules, pero lo veo tan lejano, no sé -
- Casti... - Y subió su cabeza para verme - Hoy te dije que vine por vos, no me diste bola, cuando saliste afuera no sé para qué, escuché que el boludo de Manu te dijo "Así te vas a quedar sola", quiero que sepas que sé que no vas a estar sola nunca... -
- Gracias Jules, per... -
- Casta, me mudo la semana que viene, puede que no te vea más o al menos durante muchos meses, quien sabe cuándo, y lo único que quería era poder bailar con vos esta noche, nada más, solo bailar con vos, pero bueno, no se puedo, no tuve nada de vos... -
Se me llenaron los ojos de lágrimas, quise vengarme de él por algo que no hizo, y besé a Manu, fui una tonta.
- Todavía no termina la noche, mi Jules, puedo darte algo mejor que un baile... -

Las palabras de Julián me conmovieron bastante, no quería dejarlo triste, pero tampoco quería que sepa lo que había sucedido, entonces, no sé qué pasó por mi mente en ese momento, pero junté su rostro con el mío, y le di un suave beso. Espero que Jules nunca se entere que los labios que estaba besando fueron besados por Manu minutos antes, tenía miedo de eso. Y fue un beso tan lindo como el que me dio Manu, ni más ni menos, igual de lindo. Terminé de besarlo y le dije que me iba a dormir, me besó en la frente y me dijo "Hasta siempre". Supe que se iba para no volver, al menos no me había enamorado de él, pero dudaba de si él estaba enamorado de mí.
Fui despacio hasta mi pieza con la mente en blanco y totalmente fuera de lugar pensado en todo lo que había sucedido, todo lo que hice. Todo lo que hicimos. Antes de entrar a mi pieza, volví a entrar al baño. Me miré en el espejo, me vi lo fea y despeinada que estaba, pero sonreí diciéndome que si no hubiera salido al baño desde un principio, probablemente no hubiera pasado nada de lo ocurrido. Supe que esa noche pasó lo que pasó por culpa de mi maldita vejiga. 

________________

Llego a mi departamento, abro la puerta y noto que me habían tirado por debajo de la misma una carta. Estaba con la guitarra porque volvía de ensayar pero al darme cuenta que no se trataba de una boleta de agua, luz o teléfono me desesperé para poder agarrar el sobre rápido, hacía años que no recibía una carta, pero como no podía con todo porque además traía bolsas del supermercado, opté por tranquilizarme, me dije a mi misma "tranqui Casta, a el sobre no le van a salir patitas para salir corriendo, se va a quedar en su lugar" (Notarán que siempre estoy diciéndome cosas a mi misma) dejé las bolsas sobre la mesada, y la guitarra por otro lado, me agacho para juntar el sobre y me siento en el piso a leerlo.
Dentro del sobre se encontraba otro sobre pero un poco más pequeño y de color rosa pero también un papel suelto que decía:

"Hola Castita, ¡Tanto tiempo! seguro todavía no te das cuenta quién soy por esta letra, cambió mucho mi letra en estos cinco años. Quiero que sepas que, como siempre, me costó encontrarte jajaja, esquivas a todos, pero por fin pude encontrar tu dirección, ¿Todavía no sabes quién soy? jajaja. Me rio mucho, en fin, quería mandarte entradas para un concierto que voy a dar en Argentina el 4 de noviembre, te las regalo para que vayas, te doy dos, por ahí queres ir con tu novio, esposo, hijo, novia, jajaja, bueno no sé, en fin, tenés dos. Me gustaría contarte por acá como me va yendo con la banda pero me hice un tiempito para escribirte esto y poner las entradas en el sobre (que por cierto es el rosado jajaja) y mañana a la mañana poder llevarlas al correo, espero que estes bien, y espero verte ese día también. Me gustaría verte. Te quiero.
                                   Jules"
El se reía hasta cuando escribía...
No esperaba carta de él, mucho menos entradas. Ni tenía novio, esposo, hijos o novia. Pero bueno...
Cómo pasó el tiempo, cinco años sin verlo, y él, pudo hacer lo que quería, dedicarse a la música. Yo en eso estaba. Manu, que se había ido también, pero un año después y junto con mi hermano, ambos se fueron a experimentar aires nuevos como mochileros, no volví a verlos, pero si hablamos por teléfono, ahora sé que están en Canadá. De todos modos, con Manu no pasó nada más después de ese beso, ambos fuimos tontos, hicimos como que nada pasó, pero las cosas fueron mejores así. Inundaban mi cabeza imágenes que imaginaba de ese día. ¿Cómo estará Julián ahora? Si bien podía buscar imágenes en internet, prefería no hacerlo, quería verlo en persona. En fin, Jules se acordó de mi, tal vez por el lindo recuerdo que le dejé de ese beso que le dí. Tal vez si no le daba el beso no me recordaba. No le hubiese dado el beso si no lo encontraba sentado triste en el suelo. No se hubiera encontrado en el suelo si no escuchaba a Manu decirme que podía quedarme sola, Manu no me habría dicho eso si no me lo chocaba mientras estaba en el patio. No hubiera salido al patio si no veía a Jules que estaba solo, desde la ventana de mi pieza, no hubiera espiado por la ventana sin escuchar antes a Julián decirme que fue a esa fiesta por mí, no me hubiera dicho eso si no hubiera sabido que estaba en la casa pero lo supo porque me encontró en la salida del baño, no hubiera ido al baño a no ser por mi maldita vejiga. Entonces, por un día más, mi vida y pensamientos giraron en torno a las decisiones de, mi maldita vejiga.     

jueves, 19 de julio de 2012

Bleached girl


Esto lo escribí hace ya mucho tiempo, bueno, estamos hablando de un año, o algunos meses atrás, en fin, no ando bien, las cosas no están calzando pollo, ni para mi, ni para las personas que mas quiero. Muchas veces en la vida las cosas pasan sin razón y nos sentimos culpables, pero verdaderamente no lo somos, sino que somos infinitamente poderosos como para poder solucionar grandes cosas. Cosas que creemos que no tienen solución. Pero nunca debe faltar el amor en nuestros actos, si hacemos algo bueno por otra persona, es porque lo amamos y queremos lo mejor para el/ella, si hacemos algo bueno por nosotros, aún mejor porque quiere decir que nos amamos. Amor por todas partes, está bien.
Mi corazón y mi alma, por siempre, van a estar junto a vos, acompañándote en cada momento de tu vida.
Y a veces, por más que cueste, es mejor no dar palabras, no hacer ruido, poder escuchar el silencio.
Espero que les guste.

                                                                      Castaway♪


Per M, la mia Bleached girl.

Capitulo 1:

Mi madre me había llevado al hospital, que la acompañe a buscar unos papeles de la obra social, me hizo caminar veintisiete calles para llegar, con la excusa de que si tomábamos un taxi, el humo que larga este, perjudica al medio ambiente, en fin, llegué prácticamente deshidratada.
Entramos, y el clásico aroma a quirófano, las drogas mezcladas, y no se podía caminar sin chocarse con camillas de sábanas blancas manchadas, era verdaderamente asqueroso. Repugnante. 
La mujer me dijo que aguarde en la sala de espera, ella terminaría la odisea hasta llegar a la recepción donde rescataría los preciados papeles.
No soy una persona cerrada, pero no me cae bien nadie, me dijo una vez mi tía, la cual veía una vez al año, cuando viajábamos al pueblo de Seneca (Sí, Seneca Falls. Quedaba a 18 horas por vía terrestre desde mi casa) en su cumpleaños, pero igual no me afectaba, no tiendo a extrañar a los parientes. El caso es que me ocurrió algo similar, había una sala, una pequeñísima sala de prácticamente tres metros cuadrados, llena de mujeres con pañuelos en la cabeza, algunas que se creían Lady Gaga, con pelucas exóticas, y un niño, muy flaquito y pelado por cierto, que me convidó un poco de agua que tenía en una botellita. Él me preguntó si quería, y no me pude negar ya que moría de sed. Algo me llamó la atención en él, como un sentimiento de amor, ternura, desprecio, confusión, racismo, y esas puras raras esferas sentimentales que suelo tener a veces. Su madre lo retó porque había tratado con una extraña, o sea yo, al ofrecerme agua. Ella no lucía bien, tenía unas ojeras muy grandes, parecía que no había dormido por largas semanas, una mirada agotadora, fija, ojos negros, no podía mantenerse derecha, y una voz ya casi sin intensidad, que de todas formas pudo dar un fuerte grito al niño junto con una palmada en la espalda. Ver al pequeño sufrir y llorar con su flacura y desfachatez me causaron nauseas, no quería estar allí, pero quedé callada, como tal traicionera de él, y cobarde. 
Gracias al cielo vi a mi mamá volver por el angosto y oscuro pasillo del que provenía un horrible olor a comida de hospital, era señal de que ya nos íbamos, por suerte. Rápidamente me tomó de la mano, como si hubiera hecho algo malo y me arrastró hasta la salida, no pude despedirme del niño, ni siquiera saber su nombre, ni siquiera decirle gracias. Solo me quedé con su botella cargada por la mitad, la cual mi juzgadora madre me hizo tirar a la salida. Fue muy raro y rápido, mi mamá salió con la cara más extraviada que nunca, los ojos parecían perdidos en una nebulosa y me daba la impresión de que hacía un esfuerzo sobrehumano para concentrarse en caminar. No pregunté nada, nunca pregunto, no es que no me importe, sino que, se vuelve a recalcar mi cobardía y falta de madurez. Caminé callada, otras veintisiete calles más, no me correspondía emitir sonido, pues no me convenía. 
Mi madre, se llama Olivia, una mujer de unos cuarenta y siete años, se podría decir amadora de la vida, del medio ambiente, adherida a cualquier tipo de política radical, defensora de los pobres, problemática, sarcástica, y dueña de una tienda de repostería, o se podría decir de una panadería. Pensar que con eso se gana la vida, con eso nos mantiene a ambas, la verdad no tengo idea como hace, como paga todo.
Me tuvo a mí hace diecinueve años, diecinueve largos y fríos años; años anormales, demasiados adjetivos calificativos para ellos. Hubiesen sido diferente con la presencia de algunas personas, o ausencia de otras, pero a pesar de todo el vacío que sé que hay en mí, hay tres personas que hacen que pueda seguir luchando cada día, conste que no las conozco personalmente, las he visto una vez, y fue el mejor día de toda mi vida, no hablo de parientes, de amigos, ni de nadie cercano, solo de la razón de mi existir.

viernes, 13 de julio de 2012

My hero...


Too alarming now to talk about,
take your pictures down and shake it out.
Truth or consequence, say it aloud,
use that evidence, race it around.
There goes my hero,
watch him as he goes.
There goes my hero,
he's ordinary.
Don't the best of them bleed it out,
while the rest of them peter out.
Truth or consequence, say it aloud,
use that evidence, race it around.
There goes my hero,
watch him as he goes.
There goes my hero,
he's ordinary.
Kudos my hero leaving all the best,
you know my hero, the one that's on
There goes my hero,
watch him as he goes.
There goes my hero,
he's ordinary...


jueves, 5 de julio de 2012

Surfin Bird


Well everybody's heard about the bird...


Bird, bird, bird, bird is the word. Well the bird, bird, bird, bird is the word.
Bird, bird, bird, bird is the word. Well the bird, bird, bird, bird is the word.
Well the bird, bird, bird, bird is the word.
Well the bird, bird, bird, bird is the word.
Bird, bird, bird, bird is the word. Well the bird, bird, bird, bird is the word.


Don't you know about the bird? Well everybody knows that the bird is a word.



Bird, bird, bird, bird is the word. Well the bird, bird, bird, bird is the word.
Bird, bird, bird, bird is the word. Well the bird, bird, bird, bird is the word.
Well the bird, bird, bird, bird is the word.
Well the bird, bird, bird, bird is the word.
Bird, bird, bird, bird is the word. Well the bird, bird, bird, bird is the word.



Don't you know about the bird? Well everybody knows that the bird is a word. 
Well the bird, bird, bird is the word, well the...


Well everybody's heard about the bird...


Bird, bird, bird, bird is the word. Well the bird, bird, bird, bird is the word.
Bird, bird, bird, bird is the word. Well the bird, bird, bird, bird is the word.
Well the bird, bird, bird, bird is the word.
Well the bird, bird, bird, bird is the word.
Bird, bird, bird, bird is the word. Well the bird, bird, bird, bird is the word.


Don't you know about the bird? Well everybody knows that the bird is a word. 
Well the bird, bird, bird is the word, well the...


Surfin Bird lkajdlsakjdñslkjdañlkdjañlksjdlñadlkfjeoiwfjdlkcn dljfldkflkfñlkjflkjñlkfjñlakklajfa...
Apapapapapapapapapapa papamamapapamamamapapa...
MAMA PAPA MAMAMA PAPA MAMA PAPA MAMAMA PAPA MAMA PAPA MAMAMA PAPA.
MAMA PAPA MAMAMA PAPA MAMA PAPA MAMAMA PAPA MAMA PAPA MAMAMA PAPA.
MAMA PAPA MAMAMA PAPA MAMA PAPA MAMAMA PAPA MAMA PAPA MAMAMA PAPA.
MAMA PAPA MAMAMA PAPA MAMA PAPA MAMAMA PAPA MAMA PAPA MAMAMA PAPA.
MAMA PAPA MAMAMA PAPA MAMA PAPA MAMAMA PAPA MAMA PAPA MAMAMA PAPA.


Don't you know about the bird? Well everybody knows that the bird is a word...