miércoles, 25 de noviembre de 2015

Antología.

Entre primeros días de Noviembre de 2015 y 25/11/2015.

Estudio Comunicación Social. 
O sea, ¿periodismo?
Sí gente, periodismo.
La cuestión es que aunque no parezca, o no se las conozca, hay diferencias tanto en la formación como en las herramientas que usan, y en la salida laboral del periodista y el comunicador. Pero, no viene al caso. 
En éste primer año de formación (que, con lo que respecta a la universidad, me ha encantado) me tocó conocer y leer libros de autores que me estaría costando adjudicarles un adjetivo calificativo. Magníficos, esplendorosos, sublimes. Y me quedo corta. No exagero. En mi casi dos décadas de vida he leído más de un centenar y medio de libros (sí, a veces ando con un tiempito de más) y jamás, no se porqué, mi lectura se asemejó a la magnitud de la genial bibliografía que ofrece la facultad. Bueno, es obligatoria, y es muy raro que me haya gustado, porque generalmente lo que es obligatorio es también inmundo. 
En fin. El último libro que leí (y lo hice durante el mes pasado) se titula "Antología de la crónica latinoamericana actual" cuyo editor y compilador de crónicas es Darío Jaramillo Agudelo.
Ahora, ¿qué es una antología? = Una colección constituida por fragmentos de obras literarias, musicales, científicas, etc. de uno o varios autores, escogidas en función de un criterio. (Lo googleé, no me pregunten, sólo soy una chica).
En éste caso, se trata de una colección de crónicas de autores hispanohablantes y oriundos de diferentes lugares de América Latina. 
José Luis Martínez Albertos, ha descrito a la crónica como "una narración directa e inmediata de una noticia con ciertos elementos informativos, que siempre deben ser secundarios respecto a la narración del hecho en sí" - y agregó - "Un producto literario predominantemente latino". 
Después de leer el texto, no es un mito que la crónica es otra joyita latina. Es por eso que me tomé el atrevimiento de mostrarles algunos fragmentos de mis crónicas favoritas de éste libro. Si bien Antología de la Crónica Latinoamericana Actual contiene cincuenta y cinco crónicas, o cincuenta y tres, o cincuenta y cuatro, (dedeé el índice tres veces: la primera me dio cincuenta y cinco, la segunda cincuenta y tres y la tercera cincuenta y cuatro. Disculpen, no lo puedo evitar, por algo estudio ciencias sociales), solamente resalté mis más-preferidas, las que me gustaron más. Subjetividad, subjetividad, subjetividad. 
Espero que les parezca interesante ésta entrada. La idea es demostrarles que, aparte de escribir boludeces, sueños e historias, también hago otra cosa: estudio. Y estudio algo muy lindo, no se si sabían. Me está haciendo crecer. En éstos últimos tiempos se me dio por tener la fantasía de ser cronista, ya que "El cronista traduce el primer mundo al tercero", y eso me fascina. Vamos a ver qué sale. Mientras tanto seguiré instruyéndome para alejarme de la bolsa de los vende-humo, pero no prometo nada. 

Camila <3

Muxes de Juchitán. (por Martín Caparrós)

"¿Por qué decimos que hay matriarcado acá? Porque las mujeres predominan, siempre tienen la última palabra".

"Hay pobreza pero no miseria".

"El tema del VIH viene a abrir la caja de Pandora y ahí aparece todo: las elecciones sexuales, la autoestima, el contexto cultura, la inserción social, la salud, la economía, los derechos humanos, la política incluso".


Un artista del mundo inmóvil. (por Leila Guerriero)

"Y pensé que es probable que todos armemos nuestra historia en torno a un origen que en verdad nunca es tan puro como se supone".

"La temeridad está puesta en los cuadros. No en la vida cotidiana. Creo que es el lugar donde ser valiente tiene sentido".

El sabor de la muerte. (por Juan Villoro)

"Perdí un tiempo precioso atándome los zapatos con doble nudo. Los obsesivos morimos así".

El pueblo que sobrevivió a una masacre amenizada con gaitas. (por Alberto Salcedo Ramos)

"Los habitantes de estos sitios pobres y apartados sólo son visibles cuando padecen una tragedia. Mueren, luego existen".

"Habitantes de una país terriblemente injusto que sólo reconoce a su gente humilde cuando está enterrada en una fosa".

"El sobreviviente de una masacre carga su tragedia a cuestas como el camello su joroba, la lleva consigo adondequiera que va. Lo que se encorva bajo el pesado bulto, en este caso, no es el lomo sino el alma".

"Ya nada será tan bueno como en la época de los abuelos, cuando ningún hombre levantaba la mano contra el prójimo, y los seres humanos se morían de puro viejos, acostados en sus camas".

Retrato de un perdedor. (por Alberto Salcedo Ramos)

"La otra cara del racismo: el público, conformado en su gran mayoría por negros y mulatos, manifiesta sin ningún pudor el deseo de ver al boxeador blanco tendido en la lona con la boca llena de espuma. Tal actitud refleja, acaso, la ambición de cobrarle una amarga revancha a la historia".

"A pesar de nuestras ropas, seguimos desnudos. (...) Si nos niegan el perfume, como a Regino, lo que nos queda es el sudor".

La cárcel del amor. (por José Alejandro Castaño)

"-¿Pero esta interna no estaba visitando a otro recluso?-, le pregunta el director a una psicóloga, que es la encargada de vigilar que una misma mujer no tenga dos novios a la vez. -Si, pero ellos ya terminaron-, responde la psicóloga. El director niega la autorización. Aún es muy pronto para dejar que la interna vaya con otro preso."

"Uno se enamora y se vuelve un pedazo de carne".

Lucho Gatica (Maquillaje para la cuerda floja de la voz). (por Pedro Lemebel)

"(...) encontraban en la concha acústica de su canto una razón para vivir".

"Los discos se fueron quebrando, y Pitico desapareció tragado por los sones vibrantes de la tecnología electrónica".

Persiguiendo a los Rolling Stones. (por Daniel Riera)

"Parece románticamente gracioso o graciosamente romántico que Keith Richards tome su guitarra y se ponga a cantar un tema que se llama This place is empty delante de más de un millón de personas, en el concierto más grande de toda la historia de la música, sobre un escenario de 22 metros de alto, 28 metros de ancho y 60 metros de profundidad montado frente a la playa de Copacabana, en Río de Janeiro. Y ahí estoy yo ahora: en el centro del universo, frente al escenario, delante de todo, y ahí están ellos, tocando gratis para la gente y los veo en tamaño natural, como si estuviera en un teatro, y no lo puedo creer".

"Coleccionistas y fans entienden de qué se trata lo que vamos a vivir dentro de menos de tres horas".

"Porque el 18 de febrero en el Brasil hay dos medianoches: a las 12:00 de la noche hay que atrasar el reloj una hora y vuelven a ser las 23:00. No deja de ser maravilloso que la noche de las dos medianoches sea juntos la noche que tocan los Rolling Stones. En el lugar donde los Stones brindan el concierto más grande de la historia de la música, el día tiene 25 horas".

Escrito en el cuerpo. (por Josefina Licitra)

"La vida no deja su huella sólo en el cuerpo".

"-Vamos a bajarte el maxilar derecho, lo emparejamos con el izquierdo, te metemos un hueso de la cresta ilíaca y te quedás cuarenta y cinco días con la boca inmovilizada y cerrada con alambres.
-¿Y la comida?
-Con pajita.
Imaginate a Mike Tyson explicándole a su contrincante, detalladamente, cómo le va a romper la cara sobre el ring".

"Siempre es probable que tu marca deba enfrentarse al paso del tiempo".

(Diálogo entre Chiche Gelblung y Tévez)
"-¿Y vos cómo hiciste para levantarte a esa mina? -le preguntó a Carlitos Tévez, el-de-las-cicatrices-en-el-cuello, cuando estaba a los besos en Brasil junto a Natalia Fassi. Tévez miró a cámara con un gesto duro y bovino, como si el aire lo hubiese congelado en un momento subnormal.
-¿Eh? - dijo. Se sorbió los mocos con un respiro seco.
-Pero... lo que importa es lo de adentro, papá- contestó finalmente, ofuscado, haciendo gala del razonamiento más verdadero que arrojó el fútbol en los últimos tiempos".

Carlos Gardel o la educación sentimental. (por María Moreno)

"Gardel sería el hombre de aldea que se prueba la ropa de la aristocracia europea y descubre que es su segunda piel".

Buenos Aires era una fiesta. (por Eugenia Zicavo)

"Mientras tanto, la droga que más muertes produce en el mundo es el tabaco, seguida por el alcohol, el abuso de las drogas farmacéuticas legales y recién en cuarto lugar las drogas ilegales en su conjunto".

Relato de un secuestrado. (por Álvaro Sierra)

"Él llevaba unos tres meses secuestrado y había entendido la regla básica del negocio, la sola posibilidad de una persona en la posición de un animal para seguir sintiéndose persona".

No hay comentarios:

Publicar un comentario